Lunes, 07 de enero de 2008
Publicado por El_Gran_Odball @ 9:59  | Partidas Lleida
Comentarios (0)  | Enviar
Porque de eso han ido estas fiestas en cuesti?n de juegos. L?stima que no tengamos pruebas gr?ficas de las dos partidas de Ciudadelas de la noche de Navidad, jugadas despu?s de una inconmensurable cena de ?sobras?, pero la gran cantidad de cad?veres de mercader que quedaron tendidos sobre el suelo de la casa de Miguel y Maribel son la mejor evidencia. La cosa es que no hubo manera de montar nada m?s durante los d?as que estuvimos en Lleida, pero fue m?s que suficiente.

Como dec?a, esta ha sido la Navidad de los juegos familiares, la estrategia de verdad queda para los profesionales Gui?o Lo mejor de las partidas de este tipo son las frases que quedar?n para siempre en la historia del ocio. Todos sabemos de qui?n estamos hablando cuando gritamos: ?no puc fer res, no puc fer res, aquest joc ?s una merda!?. As? que lo que hay que hacer de vez en cuando es escuchar las perlas que se sueltan (o se gritan) o recordar las an?cdotas que dejan sesiones de 5 o 6 personas alrededor de un juego de mesa.

As? que esta Navidad ha dejado nuevas ?epopeyas? que contar, como la extra?a conexi?n que existe entre la manera de jugar al Cat?n de Jordi F. y de Maria de P. Nunca nos hubi?ramos imaginado que gritar?an lo mismo en las mismas circunstancias: ?no puc fer res, yo no quiero jugar a esto?. Pero, sobretodo, esta vez nos quedan buenas historias. Por ejemplo la de la fuga usando el camino que va paralelo al cuartel alem?n. Un buen camino de fuga, saltas al patio usando dos cuerdas, corres por delante del coche del Comandante y luego, con otra cuerda m?s, llegas hasta la libertad. R?pido, barato y efectivo. El problema es que cuando ya has empezado la carrera (con una gran tirada) y est?s a punto de fugarte del todo, te das cuenta de que nadie se ha encargado de la tercera cuerda? En la foto vemos el patio de la guarnici?n momentos antes de quedar frustrada la fuga del jugador franc?s y de que el brit?nico llegase al borde del foso sin la soga necesaria para saltar al otro lado.

fotos.miarroba.com



S?, ah? detr?s est? el polaco subido a la terraza a la espera de un momento de suerte? A pesar de la an?cdota anterior, la noche de la partida del Colditz se relevaron dos grandes oficiales de fuga, sino que me lo digan a m?. Despu?s de montar cuatro fugas simult?neas (T?neles de la Capilla, Cantina y Teatro, porque no hay m?s, y desde las ventanas del dentista) consiguieron sacar a 8 prisioneros en total. Eso s?, despu?s de dos horas de juego (algo hay que decir en mi descargo). Ah? los vemos en plena deliberaci?n:

fotos.miarroba.com


Otro caso que hay que recordar: Un jugador est? a punto de ganar en el Cat?n, tan solo necesita construir su ?ltimo pueblo y en sus manos tiene todo menos la carta de trigo (comida o como se llame). Cuando llega su turno decide comerciar y alguien (inconscientes siempre hay en el mundo) acepta su oferta de 4 ovejas por una comida (de las de alimentar, no de las otras). L?stima que entre todo ese reba?o estuviera incluida la carta necesaria para ganar su ?ltimo punto? Eso es lo que se llama una buena jugada, s? se?or, pero ah? quedar? para siempre.

Pero bueno, lo mejor para pasar Fin de A?o, o para recibir el nuevo, es enfrentarse a una buena invasi?n de zombies. No es exclusivo de los Punkies, los jugadores de estrategia siempre hemos estado secretamente convencidos de que nos dirigimos al ?No Future?? Por eso nos entrenamos. Aqu? tenemos a Oscar descart?ndose del hacha de bombero (?d?nde esta el Parque de Bomberos? ?Tan lejos? Pues yo hasta all? no voy?)

fotos.miarroba.com


Pues eso, unas buenas fiestas para el ocio, sobretodo por conseguir reunir a tanta buena gente alrededor de una mesa? que de eso se trata.
Comentarios